TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Tipos de lesiones personales más frecuentes en accidentes de auto

Los abogados de lesiones personales en Los Ángeles de Lluís Law, tienen más de 40 años de experiencia representando a víctimas con lesiones de este tipo de accidentes. Si usted o un familiar suyo sufrió una lesión cuya responsabilidad recae en un conductor de un autobús y en la compañía o institución que representa, podemos ayudarle a obtener la indemnización que merece.

Los accidentes automovilísticos no solo dejan facturas médicas, salarios perdidos y daños en los vehículos que deben ser reparados, sino también huesos rotos y otras fracturas que pueden trastocar por completo nuestra vida.

La causa más común de lesiones personas en Estados Unidos son los accidentes de auto. Anualmente, cerca de 2 millones de personas resultan lesionadas en accidentes automovilísticos. Un 10 por ciento de estos heridos ocurren solamente en California, donde este tipo de accidentes con lesionados es alto.

Las lesiones que dejan los accidentes automovilísticos cuestan millones de dólares a las víctimas cuando no logran obtener una compensación de las compañías aseguradoras o la cantidad que reciben es insuficiente.

Tipos de lesiones en accidentes automovilísticos

Hay muchos tipos de lesiones causadas por los accidentes de auto. Estas dependen del choque, de la posición que ocupa la persona en el automóvil que es golpeado y si llevaba puesto el cinturón de seguridad o no. A veces las lesiones son evidentes y la víctima experimenta dolor de forma inmediata y debe ser tratada por un médico.

Sin embargo, en otras ocasiones después de un accidente automovilístico, es probable que por la adrenalina que generan, el estrés y otros factores psicológicos, la persona crea que no resultó lesionada en la colisión, pero los daños pueden aparecer más tarde.

Estas son algunas de las lesiones en accidentes automovilísticos más frecuentes:

Latigazo

Es quizás la lesión más común durante los accidentes automovilísticos. Las lesiones cervicales se producen por una colisión trasera o cuando el vehículo se detiene o gira repentinamente. Este movimiento brusco provoca el desplazamiento hacia adelante y hacia atrás del cuello, afectando los músculos, los tendones y los nervios del cuello, causando un dolor intenso y rigidez en esta parte del cuerpo.

Ciertos latigazos pueden ser sanados después de un tiempo con un tratamiento de rehabilitación, pero otros pueden tener consecuencias más graves en la persona lesionada. El médico tratante, que en este caso es un traumatólogo, dirá si es necesario recibir atención adicional para recuperarse totalmente de la lesión.

Concusión

Las colisiones de tráfico pueden generar también conmoción cerebral cuando la cabeza se mueve violentamente hacia adelante y hacia atrás. La concusión es un tipo de lesión grave que puede ocurrir incluso en los casos en que la cabeza no se golpea con nada. Es probable que la persona sienta inmediatamente dolor o presión muy fuerte en la cabeza.

También es posible experimentar pérdida temporal de la conciencia o mareos y zumbidos en los oídos, aunque no siempre estos signos aparecen de forma inmediata. Una conmoción cerebral puede tener serias consecuencias en la vida diaria de las personas al impedirle concentrarse o generar problemas de memoria o lagunas mentales.

Por eso es importante, después de consultar el caso con su abogado de lesiones personales de Los Ángeles, ponerse en contacto con un médico especialista para que haga una evaluación neurológica, que ayudará después para documentar el caso de lesiones personales que será presentado ante la compañía de seguros o el tribunal.

Fractura de huesos

Los huesos rotos son otro tipo de fractura muy común después de un accidente automovilístico, por efecto del choque mismo. Al golpearse o comprimirse cualquier miembro contra el vehículo, brazos, manos, piernas, pies, huesos de la cara, costillas, etc., pueden romperse.

Cuando el impacto de la colisión ocurre por la parte trasera del vehículo, las partes del cuerpo que más sufren son la cara y la cabeza, los brazos y las manos o las muñecas por la sujeción al volante. Los signos más visibles de fractura son dolor intenso, hinchazón, deformidad del miembro, moretones y pérdida de movimiento.

Lesiones de músculos, ligamentos y tendones

Las lesiones de músculo-esqueléticas se producen en los músculos, ligamentos y tendones o los nervios por efecto del estiramiento severo del cuerpo, compresión o doblez durante un accidente. Un musculo o ligamento roto duele tanto como un hueso fracturado y limita las funciones del cuerpo. Los síntomas son similares a los de los huesos rotos: dolor intenso, inflación y enrojecimiento.

Lesiones emocionales

Las lesiones psicológicas o emocionales pueden ser un poco más difíciles de determinar por lo que después de un accidente automovilístico es muy importante recibir tratamiento médico. Durante la consulta el médico podrá evaluar la necesidad de que la persona sea remitida a un especialista, que determine con mayor precisión si esta sufrió algún efecto postraumático de orden psicológico.

Es normal que la persona después de sufrir un accidente automovilístico se sienta ansiosa, estresada, deprimida o alterada, pero estos estados desaparecen al poco tiempo. Las lesiones emocionales o trauma psicológico son aquellas que aparecen después de un evento inesperado, muy tenso y violento que rompe por completo con el estado de seguridad de la persona.

Los efectos de las lesiones psicológicas o emocionales, se siguen experimentando un tiempo después de ocurrido el accidente y se repiten constantemente.

Los testimonios de nuestros clientes después de ganar una reclamación o una demanda, son nuestra mayor satisfacción. Si usted o un ser querido están involucrados en un accidente de automovilístico y sufrió lesiones personales, no dude en contactarnos para una consulta gratuita. Llame ahora mismo por el teléfono 1.213.320.0777 y con gusto responderemos todas sus preguntas.