TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

¿Qué tipos de lesiones están cubiertas por la compensación de los trabajadores California?

Si sufrió un accidente de trabajo con lesiones personales, los abogados de Lluís Law pueden ayudarlo en lo que necesite. Sean cuales sean sus necesidades de compensación o denegación de reclamaciones, los abogados expertos de Lluís Law tienen más de 40 años de experiencia en la representación de personas lesionadas en el área de Los Ángeles.

Los trabajadores pueden recibir beneficios de compensación laboral para distintas lesiones y enfermedades de trabajo causadas por tensión repetitiva, traumas acumulativos, estrés laboral y otras conocidas como enfermedades profesionales.

Las lesiones o enfermedades que reciben compensación de los trabajadores, no tienen que ser necesariamente producto de un accidente de trabajo como un hueso fracturado por resbalón y caída, quemaduras en la piel o perder un dedo por el uso de un equipo defectuoso.

Las enfermedades profesionales o traumas acumulativos, que se van desarrollando con el tiempo y pueden llegar a provocar discapacidad permanente en el trabajador, pueden también ser cubiertas por los beneficios de compensación para trabajadores. Estas enfermedades, son además uno de los tipos de lesiones que más reclamaciones demandan.

Datos de la Oficina de Calificación de Seguros de Compensación de los Trabajadores de California, indican que entre 2007 y 2015 los reclamos de compensación de los trabajadores por concepto de traumas acumulativos se duplicaron, llegando a comprender cerca de una quinta parte del total de reclamos en todo el estado.

Requisito para obtener compensación

Para cobrar compensación laboral sin embargo, debe primero probarse que la lesión o enfermedad está relacionada con el trabajo. Si el trabajador ha sufrido un accidente de trabajo o un trauma acumulativo, antes de obtener los beneficios de compensación de los trabajadores, necesita probar que la lesión o enfermedad está relacionada con el trabajo.

Se considera que una enfermedad o lesión se relaciona con el trabajo, si fue el accidente o exposición en el sitio de trabajo lo que la causó o contribuyó a su desarrollo, según la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos.

Ciertas reclamaciones a veces se complican cuando los accidentes ocurren fuera del lugar de trabajo, porque el trabajador debe probar que estaba realizando una tarea que le fue asignada. Cuando el accidente ocurre estando solo el trabajador, las cosas se complican aún más.

Lesiones o enfermedades que reciben beneficios de compensación

Hay varios grupos de lesiones o enfermedades que pueden calificar para recibir los beneficios de compensación de los trabajadores en las cuales se incluyen:

Lesiones por uso excesivo y movimiento repetitivo

Las lesiones causadas por esfuerzo repetitivo o debido a estrés (RSI), son muy frecuentes en obreros y empleados de oficinas y pueden generar mucho dolor e incapacidad en el trabajador. Son los trabajadores que deben realizar movimientos repetitivos durante muchas horas diarias en fábricas, oficinas y otros lugares de trabajo.

Teclear o hacer clic en el mouse del ordenador repetidas veces diarias, realizar tareas de ensamblaje o clasificación de productos con las manos o levantar pesos, inclinarse, agacharse y girar una y otra vez, son tareas físicas que después de un largo período de ejecución, pueden terminar causando graves lesiones.

Las lesiones por uso excesivo y movimiento repetitivo más comunes son: síndrome del túnel carpiano, dolor de espalda, tendinitis, bursitis, dolor de espalda, fracturas de esfuerzo y otras. Estas lesiones están cubiertas por la compensación de los trabajadores, pero requieren el prerrequisito de demostrar que son causadas por el trabajo.

Enfermedades ocupacionales

La compensación para trabajadores también ofrece beneficios para aquellas enfermedades que el trabajador desarrolla con el tiempo, debido a riesgos de exposición en el trabajo. Estas enfermedades ocupacionales abarcan desde las enfermedades profesionales comunes, hasta otras como edemas pulmonares por exposición a gases tóxicos o polvo de carbón, por ejemplo.

Otras enfermedades como la asbestosis que es provocada por la exposición al asbesto, enfermedades de transmisión sexual como el VIH / SIDA, que puede ser contraída por una enfermera cuando se pincha por accidente con una aguja infectada, trabajadores de la industria farmacéutica, petroquímica y otras de alto riesgo.

Cuando la enfermedad difícilmente se puede contraer fuera del sitio de trabajo, puede probarse fácilmente que es una consecuencia de la ocupación que desempeña el empleado, pero cuando la enfermedad es común como las afecciones cardiacas, cáncer de pulmón, presión arterial alta, entre otras, es más difícil de probar.

Esto no quiere decir que no se puedan probar, sino que la evidencia que se presente debe ser muy convincente para que el empleador o las compañías no rechacen la reclamación. Sin embargo, un buen abogado de lesiones personales con experiencia en estos casos siempre sabrá cómo blindar la reclamación.

En ciertos empleos donde el riesgo para el trabajador está implícito como el de bombero, policía, trabajador de la industria química, por la naturaleza de su trabajo pueden recibir una consideración especial al momento de reclamar beneficios de compensación. Enfermedades como las afecciones cardiacas, la hipertensión, ciertos tipos de cáncer o hernias, podría demostrarse más fácilmente que son causadas por el tipo de trabajo que tienen.

Con respecto a estas ocupaciones, las leyes suelen ser más flexibles pues se presume que las probabilidades de desarrollar estas enfermedades podrían ser mayores que en otra profesión.

Condiciones preexistentes

Tener una condición preexistente, no significa de ninguna manera que el empleado no tiene derecho a reclamar beneficios de compensación para trabajadores, si fue durante el trabajo que esa condición se agravó. Un ejemplo para un caso así sería el de un trabajador que se rompe el fémur al dar un mal paso y resbalar, pero en las radiografías se muestra que en esa parte del cuerpo ya tenía una fractura o que sufría de osteoporosis.

Sabiendo presentar el caso y cumpliendo con los requisitos de ley, es probable que el trabajador reciba beneficios de compensación debido a que, si bien existía una condición previa, fue el accidente el que provocó la lesión.

Las compañías aseguradoras intentarán seguramente disminuir los beneficios si el accidente provoca en el trabajador una discapacidad parcial permanente, debido a la enfermedad preexistente.

Si usted o un ser querido sufrieron una lesión personal y buscan una compensación justa, no dude en contactarnos para una consulta gratuita. Llame ahora mismo por el teléfono 1.213.320.0777 y con gusto responderemos todas sus preguntas y lo guiaremos en el proceso de reclamación o también podemos representarle si su caso amerita de una demanda.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.