TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

¿Qué hacer en caso de sufrir un accidente de trabajo?

Antes de decirle qué hacer en caso de sufrir un accidente de trabajo, queremos informarle que los abogados de lesiones personales de Lluís Law, están a su disposición para ayudarle con la reclamación de compensación laboral que merece. Tenemos 40 años sirviendo con éxito a los trabajadores en el área de Los Ángeles.

Queremos guiarlo paso a paso sobre lo que debe hacer después de sufrir un accidente en su trabajo, para que pueda recuperarse de sus lesiones al tiempo que cobra la compensación de los trabajadores que la ley de California le permite, de acuerdo al tipo de lesión sufrida, las circunstancias del accidente y, desde luego, las habilidades de negociación de su abogado.

Concéntrese en tratar su lesión

Es lo primero y más importante que usted debe hacer. Debe buscar que en su sitio de trabajo le presten los primeros auxilios con el fin de evitar que el cuadro clínico empeore. Todas las empresas están obligadas a contar un botiquín de primeros auxilios y, dependiendo de la empresa, con algún paramédico designado para atender estas emergencias.

A través de sus compañeros de trabajo, debe lograr que lo auxilien y lleven a un hospital cercano para estabilizarlo, si se trata de una emergencia. Si la lesión lo permite, en un vehículo particular, pero si es muy delicada es preferible esperar que llegue la ambulancia para que el transporte hasta el hospital sea más cómodo y seguro.

Muchas lesiones pueden parecer de poca gravedad a primera vista, pero después podrían aparecer los efectos verdaderos del accidente sufrido. De allí que, lo aconsejable es someterse a una evaluación médica completa y recibir el tratamiento más adecuado.

Si un compañero de trabajo puede acompañarlo al hospital después del accidente, mucho mejor. Si la lesión es grave, olvídese por ahora del reclamo de compensación de los trabajadores, lo primero es su salud, ya habrá tiempo cuando usted esté más tranquilo recuperándose.

Reporte el accidente al empleador o a sus compañeros

En caso de haber estado trabajando solo en el momento del accidente laboral, después de buscar ayuda, debe asegurarse de que sus compañeros de trabajos se enteren del accidente para que lo reporten al empleador, si usted no lo ha podido hacer. Esto es muy importante, para efectos del reclamo de compensación o por cualquier evidencia ante una investigación del seguro.

De esta forma, ni el empleador ni la compañía de seguros podrán poner en duda la veracidad de su accidente de trabajo. Luego cuando esté más tranquilo, sí debe notificar el accidente al empleador directamente y llenar el Formulario de Reclamo de Compensación de Trabajadores (DWC 1) que este le debe facilitar. De no hacerlo usted mismo lo baja de internet.

Algunos empleadores inescrupulosos podrían incluso tratar de obligar a los compañeros de trabajo a negar que el accidente ocurrió en el sitio de trabajo. Poner en alerta a los compañeros de trabajo, crea además un precedente correcto para evitar que otros se lastimen, particularmente cuando el accidente fue provocado por negligencia del empleador o por un producto defectuoso.

Informar del accidente al superior inmediato

Las organizaciones laborales siguen protocolos de notificación piramidales. En tal sentido, el trabajador debe informar del accidente a su superior inmediato para que este a su vez lo notifique al seguro o al ejecutivo que corresponda, a fin de que se proceda a facilitar el proceso de compensación laboral.

Este paso nunca debe ser ignorado por el trabajador, porque podría traerle complicaciones a la hora de cobrar la reclamación. En esta etapa el trabajador no debe preocuparse por tratar de explicar al empleador o al ejecutivo de salud de la empresa quien fue el responsable del accidente.

Este trabajo déjeselo a su abogado de lesiones personales que tiene más experiencia y sabe cómo tratar el tema de las responsabilidades por accidentes laborales con los representantes de la empresa o de la compañía de seguros.

Registro del accidente en el libro de accidentes

Algunas empresas disponen de un libro de accidentes en el que se registran este tipo de eventos por razones legales y gerenciales. Sin embargo, puede pasar que su superior prefiera no registrar el accidente para no comprometer las metas de reducción de accidentes trazadas por la organización.

Esto no debe ser permitido por el trabajador, porque podría tener consecuencias legales para efectos del reclamo de compensación o de cualquier acción civil que se quiera emprender. Si el superior se niega a registrarlo deje alguna evidencia, un correo electrónico, un memorándum o cualquier otro registro de notificación por escrito del accidente.

Tomar fotografías y video del accidente

Este punto es muy importante en cualquier tipo de accidente laboral o automovilístico para presentar una reclamación por compensación laboral. Registrar el accidente mediante fotografías y videos es crucial para dejar evidencia irrefutable del evento, las lesiones sufridas y los daños materiales y algo muy importante, del lugar donde ocurrió el accidente.

No se trata de hacer una película de todo el accidente, que pueda ser interpretada como un montaje por parte del empleador o la compañía de seguros. Solo lo estrictamente necesario para demostrar que el accidente fue real y que dejó consecuencias: las lesiones laborales.

Pedir apoyo a los compañeros de trabajo

Algunos accidentes dejan al empleado fuera de su trabajo por un tiempo mientras se recupera de las lesiones sufridas. Durante este tiempo el empleador puede realizar cambios en el equipo de trabajo y también en el sistema de trabajo. Esto puede ser negativo para efectos de investigaciones legales posteriores sobre las rutinas de trabajo con motivo de una reclamación o demanda civil.

Estos cambios pueden servir para mejorar los métodos de trabajo pero también pueden tener el objetivo de “tapar” las circunstancias del accidente. Para evitar cualquier subterfugio de este tipo que obstaculice una reclamación, es mejor contar con un compañero leal en el trabajo que registre cualquier cambio y esté dispuesto a dar un testimonio confiable.

Registro de síntomas o dolencias

Llevar un registro diario de síntomas ayuda al médico a identificar con mayor precisión la gravedad de las lesiones y sus secuelas. Además, sirve como apuntador personal en caso de que el médico haya pasado por alto cualquier síntoma o dolencia que usted le haya reportado y que no quedó debidamente descrita en el informe médico.

Recuerde que en una reclamación la evidencia más importante de una lesión es la evaluación o informe médico. Si la dolencia o la lesión no aparecen allí reflejadas, la aseguradora o un jurado podrían desconocerla y por tanto disminuir en la liquidación los montos de compensación reclamados.

El registro de síntomas se puede llevar en una libreta o en el teléfono celular.

Evaluaciones con el médico de cabecera

Siempre es importante tener un médico de confianza que lo haya tratado, porque él lleva una historia médica de cada paciente que puede ayudar en caso de solicitar compensación. Después del accidente cada vez que lo considere oportuno por dolor o cualquier otro síntoma, es recomendable ir a consulta con el médico personal.

Presentación de una queja

Por ninguna razón deje pasar por alto la presentación de una queja o reclamo por consideraciones subalternas suyas. Siempre que sufra una lesión de trabajo, es imperativo presentar una reclamación por un accidente de resbalón y caída, por una lesión de espalda, una lesión por uso de equipo defectuoso o cualquier otra.

Independientemente del accidente y de la lesión, recuerde que usted tiene derecho a recibir compensación de los trabajadores, y ningún empleador puede tomar represalias contra usted solo porque está haciendo uso de un derecho.

Si el reclamo presentado por escrito es denegado por el empleador o la compañía de seguros, usted debe presentar un reclamo apelando esta irregularidad con la ayuda de un abogado de lesiones personales y accidentes de trabajo experto.

Registro de gastos y pérdidas

Es posible que al denegarse la reclamación de compensación inicial presentada, usted deba cubrir los gastos médicos iniciales de su bolsillo o a través de un proveedor médico que su abogado le ayude a conseguir. Al apelar la reclamación o llevar a juicio un caso de accidente de trabajo con lesiones, el fin es recuperar todos los daños causados.

Para hacerlo es necesario tener un registro detallado de esos gastos: facturas médicas, gastos de hospitalización, medicinas, exámenes especializados, movilización, alimentación y otros. De forma que cuando se esté negociando un acuerdo de liquidación o un jurado tenga que cuantificar los gastos generados por el accidente, se tenga la evidencia de ellos.

Otros daños también pueden ser reclamados en la compensación como pérdida del disfrute de vacaciones, compañía, afecto y asistencia de familiares y amigos y gastos de vida diarios del hogar, entre otros.

Si usted o un ser querido sufrieron una lesión de trabajo y buscan una compensación justa, no dude en contactarnos para una consulta gratuita. Llame ahora mismo por el teléfono 1.213.320.0777 y con gusto responderemos todas sus preguntas y lo guiaremos en el proceso de reclamación o también podemos representarle si su caso amerita de una demanda.