TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7

Denegación de tratamiento médico y demandas por mala praxis

Antes de emprender una acción legal contra un médico o una clínica que se negó a prestarle tratamiento médico después de sufrir un accidente, debe consultar con un abogado de negligencia médica experto que le ayude a constatar si tiene un caso y cuál es la mejor forma de obtener una indemnización por daños y perjuicios, porque las leyes estatales o federales varían respecto a este tema.

Estos casos de denegación de tratamiento médico son muy frecuentes en las salas de emergencia de hospitales y clínicas. Un paciente que necesita atención médica inmediata y por negligencia de la clínica no la obtiene y empeora su condición, podría presentar una demanda. Incluso hay casos de muerte injusta por negligencia médica cuando el paciente fallece por no ser atendido a tiempo.

Se supone que al ingresar a una sala de emergencia, la persona lesionada es evaluada por el personal médico presente (enfermeros, técnicos y médicos internos) para determinar la gravedad de la condición médica del paciente. Esta evaluación y calificación se conoce con el nombre de triaje.

Una vez determinada la prioridad de atención médica, la persona lesionada es de inmediato intervenida si se trata de una lesión grave, o tiene que esperar su turno si su lesión es menor y con la aplicación de primeros auxilios pudiera soportar. Este es el protocolo que se sigue en todos los hospitales y clínicas, pero algunas veces este protocolo no es observado por el personal médico.

No es lo mismo, dejar esperando a un paciente que presenta un traumatismo craneoencefálico por caída, que hacerlo con una persona que solo sufrió algunos moretones y raspaduras en un accidente. Además, hay situaciones evidentes de atención médica, por ejemplo, cuando una persona presenta fuertes dolores en el pecho que podrían ser signo de un ataque cardíaco.

Sin embargo, son numerosos los casos de negligencia médica en los que el paciente después de ser evaluado superficialmente, es regresado a su casa con un diagnóstico equivocado y a las pocas horas muere víctima de un infarto.

No obstante, también hay ciertas ocasiones en que se niega la atención médica de emergencia a una persona de forma legítima, por las razones que exponemos a continuación:

– El comportamiento del paciente evidencia que acudió a la sala de emergencia con el único propósito de obtener un suministro de drogas. Un médico o enfermera está en capacidad de identificar cuando un paciente está ansioso por consumir drogas.

– El paciente ha sido sugestionado o engañado y cree que está muy enfermo cuando en realidad no sufre ninguna enfermedad.

– La persona muestra un comportamiento anormal es autodestructivo o agresivo mientras aguarda por atención.

En cualquier puesto de emergencia, las personas después de ser evaluadas o al menos atendidas razonablemente deben esperar su turno, porque puede haber otros pacientes con lesiones o cuadros clínicos más graves. Sin embargo, si ese no ha sido su caso y hay una evidente negación de atención médica a pesar de necesitarla, entonces debe acudir cuanto antes a una consulta con un abogado de negligencia médica con experiencia.

El tratamiento médico de emergencia y la ley de trabajo activo

El tratamiento médico de emergencia y la ley de trabajo activo (EMTALA por sus siglas en inglés), establece que cualquier persona que acude a una sala de emergencia debe ser tratada y estabilizada, sin que prive para ello el estado de su seguro o la capacidad de pago. Esta ley federal se aplica a todos los hospitales y clínicas del país que brindan a los pacientes atención médica de emergencia.

EMTALA forma parte de otra ley federal conocida como COBRA (Ley Ómnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria), que permite a los trabajadores y a sus familias seguir recibiendo cobertura temporal, según el plan en la póliza de salud contratada por el empleador, en algunas circunstancias.

Para recibir atención médica, EMTALA no discrimina entre pacientes ambulatorios o pacientes hospitalizados. La ley obliga al personal de la sala de emergencias de un hospital, a brindar atención médica a todas las personas que lo requieran. Cuando se niega ilegalmente tratamiento médico a un paciente que lo necesita, el proveedor médico puede ser sometido a una acción disciplinaria.

¿Qué se considera una emergencia médica?

En general se considera como emergencias médicas a todas las situaciones en las que es imperativo tomar acciones y decisiones médicas de manera inmediata, para tratar a una persona que presenta un cuadro clínico de importancia debido a una afección o lesión.

Bajo EMTALA, las emergencias médicas se caracterizan por:

– Manifestación de síntomas evidentes de gravedad (incluido dolor severo, abuso de sustancias y trastornos psiquiátricos) y la falta de atención médica puede:

  • Poner en grave peligro la salud del paciente (o del feto)

  • Causar un deterioro grave de una función corporal o lesión.

  • Agravar o provocar disfunción de órganos y otras funciones corporales.

– Casos de mujeres embarazadas cuyo traslado a otro hospital pone en peligro su vida y la del feto.

De acuerdo con EMTALA, toda persona que presenta una emergencia médica debe recibir tratada hasta que condición logre estabilizarse; es decir, que ya su vida no corra peligro o la afección no cause un daño mayor al paciente.

Por otro lado, la Ley Federal de Derechos Civiles (1964) y la legislación posterior establecen que nadie puede ser discriminado por razones de raza, color, credo, edad o preferencia sexual, para recibir atención médica de emergencia en hospitales y clínicas.

Luego que el paciente es estabilizado, entonces sí la ley permite que el centro hospitalario se niegue a seguir prestando atención médica al paciente, basado en razones de peso legítimas: incapacidad de pago, no tener seguro de salud y el tipo de lesión o enfermedad, entre otras.

¿Qué hacer si me negaron un tratamiento médico de emergencia?

Si usted no fue atendido por razones ilegales o discriminatorias en una sala de emergencia de un centro hospitalario, tiene derecho a presentar una acción legal contra esa institución o proveedor médico. A menos que el servicio médico se le haya negado por la razones legales anteriormente expuestas.

Asimismo, se puede reportar la negación de atención médica por parte del hospital o clínica ante Medicare para que investiguen el reclamo. Si se descubre que el centro médico actuó de forma ilegal, se pueden aplicar algunas sanciones a saber:

– Suspensión o terminación de acuerdo de trabajo con Medicare.

– Multas a hospitales de hasta 50,000 dólares por violación de la ley.

– Multas a médicos de hasta 50,000 dólares por infracción.

Cuando la atención médica es denegada por error o por no contar con un seguro médico, usted debe tratar de conversar con la persona a cargo de la sala de emergencia. Hágale valer sus derechos y conocimiento de la ley, e indique qué forma se ha violado EMTALA.

La persona que denuncia una situación irregular así, no tiene derecho a cobrar indemnización por multas impuestas contra el hospital por violar la ley, pero si la negación de atención médica devino en el agravamiento de una condición preexistente, o si fue sometido a dolor físico y sufrimiento innecesario, si podría tener un caso de negligencia médica.

Las multas que se apliquen al hospital por violar la ley (EMTALA), ayudarán a respaldar la demanda que usted presente por negligencia médica. Cuando se niega el tratamiento médico por discriminación, se puede presentar una queja ante la oficina del fiscal general del estado o el fiscal general de la nación, de acuerdo a lo establecido en la Ley Federal de Derechos Civiles.

Casos comunes de mala praxis médica

Además de negarse a tratar a un paciente que lo necesita, cuando el tratamiento se suministra de forma inadecuada, usted puede demandar a un médico o a un centro hospitalario por mala praxis médica.

Hay diferentes tipos de mala praxis médica. Entre los más comunes figuran la falta de diagnóstico o los diagnósticos equivocados de una enfermedad, al igual que errores quirúrgicos, el suministro excesivo de anestesia en una operación quirúrgica y la negligencia demostrada por el centro de salud o sala de emergencia.

Cuando se sospecha que la salud de una persona desmejoró como consecuencia de una mala praxis médica, puede solicitar los servicios de un abogado experto en lesiones personales para presentar una reclamación o demanda por daños, después de evaluar junto a él los pormenores del caso.

¿Un médico privado puede negarse a brindar tratamiento a un paciente?

Los médicos privados sí lo pueden hacer porque no están obligados a cumplir con los mandatos legales de EMTALA o pueden rechazar en cualquier momento seguir atendiendo a un paciente (excepto por discriminación). Al igual que cualquier otro profesional o empresa, el médico privado se reserva el derecho de admisión.

Las alegaciones de un médico para no prestar atención a un paciente pueden ser:

– Está ocupado atendiendo a otros pacientes.

– No tiene contratos de trabajo o relación laboral con la compañía de seguros del paciente.

– No trata a pacientes con ciertas enfermedades o lesiones.

– El paciente no puede pagar los costos del tratamiento.

– El paciente o un familiar suyo es un abogado de negligencia médica.

Los casos en que un médico puede negarse a seguir ofreciendo tratamiento incluyen:

– No haber pagado las facturas médicas.

– El médico cortó la relación de trabajo con la compañía de seguros del paciente.

– El paciente muestra un comportamiento anormal o agresivo.

– El médico prefiere no recetar drogas para tratamiento del dolor al paciente

Sin embargo hay una excepción en la que el médico no puede dejar de tratar al paciente cuando este corre el peligro de que su condición médica empeore, mientras consigue a otro médico que lo trate.

Cuando su médico manifiesta con un tiempo razonable que por alguna razón ya no puede seguir tratándolo, usted debe buscar otro médico lo más pronto que pueda. Después de esto el médico ya no tendría obligación legal de tratarlo y si el caso es llevado a tribunales las posibilidades de ganar son reducidas.

En cambio si el médico se niega a suministrarle tratamiento y por este motivo la lesión o enfermedad se agrava, entonces sí podría tener un caso de negligencia médica susceptible de reclamación o demanda.

Si un médico o un hospital / clínica rechazó brindarle atención de emergencia de forma injusta e ilegal, los abogados de negligencia médica de Lluís Law están dispuestos a ayudarle. Llame ahora por una consulta al teléfono 1.213.320.0777 y con gusto responderemos todas sus preguntas sobre este tema.